CÓMO NO DEJARSE NADA AL HACER LA MALETA

lunes, 30 de marzo de 2015

Ahora que se acerca la Semana Santa (para algunos ya ha empezado, ya lo sé, pero dejad que me consuele...), muchas de vosotras estáis temiendo ese terrible momento.... ¡las tan ansiadas vacaciones! Jaja, es broma. Me refiero a ese horrible momento, que da taaaaaaanta pereza, como es hacer las maletas. Y muchas veces no sólo las vuestras, sino las de toda la familia.

Eso sí, si cuando llegáis a vuestro destino falta algo, dad por supuesto que es culpa vuestra. No tenéis escapatoria. ¿Cuántas veces habéis tenido que salir a comprar un cepillo de dientes? ¿Y cuántas os habéis metido en la ducha y descubierto que habríais hecho mejor en llevaros un botecito de vuestro champú favorito que en lavaros con el del hotel, que os deja el pelo como un estropajo y encima huele raro?


No dejarse nada al hacer la maleta


A mí me ha pasado desde luego muuuchas veces. Por eso al final terminé haciéndome una lista que tengo siempre a mano cuando voy a irme de viaje, donde tengo apuntado todo lo que me tengo que llevar. Así no hay problema. Hacer la maleta se convierte en una simple rutina, y por lo menos disfruto del viaje de ida, ya que antes me lo pasaba pensando en qué me habría dejado en casa.



No os digo más que la última que lié parda fue embarcar en un vuelo transoceánico con mi hijo de 15 meses y darme cuenta de que había facturado todos los pañales. No había conocido el auténtico sentido de la palabra pánico hasta ese momento, os lo juro. Menos mal que siempre hay almas caritativas viajando con niños en el mismo avión...

En fin, que me enrollo y no entro al tema que nos interesa: cómo no dejarse nada al hacer la maleta para un viaje.

Lo primero, en cuanto a la ropa: tengo una amiga que hizo célebre la expresión de"hay que hacer la maleta por estratos". ¡Me encanta! Y es muy cierto. Lo mejor es pensar en cuántos días nos vamos de viaje. Y en función de eso, coger el mismo número de conjuntos. Siempre alguno más, por si acaso, y alguno un poco más arregladito (¡que nunca se sabe!). Hemos de procurar optimizar las prendas, por eso nunca pueden faltar un par de vaqueros, y las típicas chaquetitas en tonos neutros que combinan con varios de los conjuntos.

Si metemos los conjuntos ordenados por estratos (como dice mi amiga), imposible que echemos nada de menos. Eso sí, hemos de pensar los conjuntos al completo: from head to toes. No pueden faltar los zapatos, el bolso, ¡ni siquiera el foulard!

Añadid una pequeña bolsita (yo utilizo las de Uno de 50, que llevan cremallera y son muy cómodas, pero vale cualquier típica bolsa de tela pequeñita), para meter varios anillos, pendientes, pulseritas y collares. ¡Que estemos de vacaciones no quiere decir que tengamos que descuidar nuestro aspecto!

Si hacéis todo esto, el capítulo ropa está solucionado.

Maletas rosas


En segundo lugar: útiles de baño y aseo.

Es fundamental llevar una bolsa de aseo grande. Esa es la primera lección. Para no llevar mil bolsitas pequeñitas fundamentalmente. Haceros una lista de lo que utilizáis a diario e id tachando según vais metiendo en la bolsa.



Aprovecho el momento para comentaros que en Etsy tengo una tienda, en la que estoy subiendo imprimibles poco a poco (archivos en PDF que podéis descargar tantas veces como queráis), y en la que ya he incluido una lista de los indispensables de viaje. Se trata de una lista de 4 páginas en la que no falta de nada: para que podáis preparar las maletas sin pensar y, lo mejor de todo, ¡sin olvidaros de nada! La lista incluye por supuesto un apartado de útiles de baño y aseo.

No podemos olvidarnos del botiquín, por supuesto: que no falte nuestra medicación habitual, ni medicinas para las afecciones más comunes: dolores de cabeza, síntomas gripales, gastroenteritis, etc., además de un kit de emergencia con tiritas y Betadine (nunca está de más).

Por último, un apartado que para mí es casi tan importante como la propia ropa (jajaja): tecnología y entretenimiento. Súuuper importante meter cada artilugio con su correspondiente cargador (que tener que salir corriendo a comprar un cargador no es lo mismo que tener que comprar un cepillo de dientes). También en la lista de Etsy he incluido un apartado correspondiente a esto, ¡no puede faltar! De hecho, es el primero de la lista :)

Si seguís todos estos pasos, os prometo que lo único por lo que tendréis que preocuparos cuando salgáis de viaje es por disfrutar.

collage vacaciones


Más adelante haré otro post sobre viajar con niños, puesto que eso es otro capítulo aparte (que podría incluirse dentro de la sección "Mudanzas" (sí, jajaja, pero las que tenéis niños me entenderéis...).

En fin, que en conclusión:

keep calm and pack


Disfrutad de la Semana Santa, y cuidado al volante. Nos vemos pronto. ¡Un beso!

2 comentarios :

  1. Estoy 101% de acuerdo contigo en todo lo que dices.
    En serio.
    Tengo una lista de mis imprescindibles para viajar, repaso mis maletas, bolsos y carteras mínimo 3 veces y antes tenía una lista de ropa que llevar según número de días y estación del año; pero ahora la verdad es que me he pasado a hacerla por conjuntos, ¡qué funciona mucho mejor!

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El invento de los conjuntos es lo más práctico, la verdad! Me alegra que compartamos opinión!
      Un beso y gracias por comentar :)

      Eliminar

Made With Love By The Dutch Lady Designs